Al menos 11 niños murieron y varios más resultaron heridos este miércoles al caer tres proyectiles de mortero cerca de un colegio en la zona de Al Qabun, en el noreste de Damasco, informaron activistas sirios.

Los niños de la Escuela Haya en el barrio de Qaboun fueron alcanzados por tres morteros, resultando 11 de ellos muertos y varios lesionados, algunos de gravedad, por lo que se teme que la cifra de fallecidos aumente, indicó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El OSDH, con sede en Londres pero que cuenta con una enorme red de activistas y médicos en Siria, no precisó si los disparos fueron efectuados por las fuerzas gubernamentales o los rebeldes sirios, según publica Notimex.

En octubre pasado, dos suicidas atacaron un colegio en la ciudad central de Homs, matando a 32 personas, incluidos 25 niños.

En otro ataque con proyectiles de mortero lanzado por “terroristas”, dos civiles fallecieron y uno resultó herido este miércoles en la población de Harasta, al noreste de Damasco, reportó la agencia siria de noticias SANA.

En tanto, en las regiones dominadas por los kurdos al norte y noreste de Siria, el OSDH dijo que las fuerzas kurdas están distribuyendo folletos a los residentes, ordenándoles que informe a las oficinas de seguridad para llevar a cabo el servicio militar obligatorio.

Los combatientes kurdos sirios recuperaron la víspera el control de seis poblaciones tomadas por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en la provincia de Al Hasaka, en el noreste de Siria, tras cruentos combates que dejaron numerosos muertos, según el OSDH.

Las Unidades de Protección del Pueblo, las milicias kurdo sirias, volvieron a tomar el control de Zamat, Diba, Nidan, Um Uzam, Nakra y las granjas de Ras al Ain, además de campos de cultivo de sus alrededores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here