El Consejo de Estado, el gabinete de China, pidió este miércoles hacer más esfuerzos para reducir el número de víctimas y reubicar a los damnificados después del sismo de 7,0 grados que sacudió la provincia de Sichuan, en el suroeste del país.

El primer ministro chino Li Keqiang presidió una reunión del gabinete en la que se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del sismo.
El rescate no puede terminar aunque haya pasado el “período crucial de rescate” de las primeras 72 horas después del sismo. Los socorristas deben continuar sus esfuerzos de manera científica, revisando cada rincón para buscar sobrevivientes, dice una declaración emitida después de la reunión.

El personal y material médico, incluyendo sangre y medicinas, deben garantizarse para asegurar la atención oportuna de los pacientes, señala.

El fuerte sismo, que sacudió el distrito de Lushan en la ciudad de Ya’an el sábado por la mañana, ha dejado hasta las 14:30 horas del miércoles a 196 muertos, 21 desaparecidos y más de 12.000 heridas, dijo la Administración Sismológica de China.

De acuerdo con cifras del cuartel general del Estado Mayor General del Ejército Popular de Liberación, alrededor de 19.000 soldados y oficiales del ejército y de la policía armada de China y miembros de las fuerzas de reserva paramilitar habían rescatado a 144 personas de entre los escombros y habían reubicado a más de 46.000 personas hasta las 12:00 horas del miércoles.

Las autoridades locales recibieron indicaciones para reubicar a los residentes afectados y garantizar su acceso a una vivienda segura, alimentos y agua potable. Las tiendas de campaña, ropa, cobertores y casas prefabricadas, así como alimentos y fondos asignados por el gobierno central deben ser distribuidos a los necesitados tan pronto como sea posible, indica.

La prevención de epidemias, especialmente la desinfección de áreas clave, debe fortalecerse, añadió.

Deben hacerse esfuerzos de previsión en contra de desastres secundarios como aludes, derrumbes y torrentes de fango y rocas, advierte.

La conferencia también pidió normalizar el tránsito en la zona del sismo y reparar la infraestructura de suministro de electricidad, comunicaciones y agua.

Las instituciones médicas, comercios y escuelas deben reabrir pronto y el trabajo de reconstrucción debe iniciar en el momento apropiado, dice el documento.

La Sociedad de la Cruz Roja de China (SCRCh) anunció que ha recaudado donativos por 236 millones de yuanes (37,8 millones de dólares USA) en todo el país para las víctimas del terremoto de Lushan.

La sociedad ha destinado 55,68 millones de yuanes de los donativos a las áreas afectadas por el sismo, incluidos 15,94 millones de yuanes en efectivo y 39,74 millones en productos como abrigos, tiendas de campaña y medicamentos, señaló Wang Haijing, vicepresidente de la SCRCh.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here