Luego de recibir una llamada anónima, agentes federales lograron rescatar a 24 personas que permanecían secuestradas en una casa de seguridad en la ciudad de Reynosa, Tamaulias al noreste de México.

Durante el operativo la policía capturó a dos presuntos secuestradores y lograron la liberación de 24 personas, 11 de ellas de origen centroamericano, informaron las autoridades federales.En un comunicado conjunto, los ministerios de Gobernación (Interior), de la Defensa Nacional y de Marina, así como la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía), indicaron que el rescate ocurrió el 8 de agosto luego de una llamada anónima que denunciaba el probable secuestro de dos inmigrantes hondureños.

Trabajos de inteligencia condujeron a los agentes federales a un domicilio en cuyo interior se encontraban secuestrados 13 mexicanos, 5 hondureños, 5 guatemaltecos y un salvadoreño, “quienes fueron liberados”, precisó el comunicado.

“En la operación, en la que no fue necesario efectuar disparo alguno, fueron detenidos dos presuntos secuestradores, uno de ellos de nacionalidad guatemalteca y otro mexicano, quienes dijeron trabajar para un grupo delictivo con presencia en la entidad” (en la región), señaló el texto.

Añadió que las víctimas narraron que sus captores las habían privado de su libertad en diferentes lugares y bajo distintas circunstancias, además de que exigían hasta $7,000 a cambio de su liberación.

Los detenidos fueron entregados a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la PGR, que en las próximas horas resolverá su situación jurídica, mientras que los extranjeros fueron remitidos al Instituto Nacional de Migración para que reciban asistencia consular.

Miles de inmigrantes indocumentados, la mayoría de ellos centroamericanos, cruzan todos los años México con el fin de buscar nuevas oportunidades en Estados Unidos.

En esa travesía están expuestos a numerosos abusos por parte de autoridades corruptas o grupos criminales que los extorsionan, los reclutan forzosamente o capturan a las mujeres para prostituirlas.

El nororiental estado mexicano de Tamaulipas, fronterizo con Texas (EEUU), ha sido por años escenario de violentos choques entre el cártel del Golfo y los Zetas, que se disputan un territorio clave para sus negocios ilícitos.

El estado también ha visto atroces crímenes contra inmigrantes indocumentados, entre ellos la matanza de 72 personas, la mayoría de origen centroamericano, ocurrida en agosto de 2010 en el municipio de San Fernando, atribuida a Los Zetas.

Ante un incremento de la violencia en Tamaulipas, el Gobierno del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, desplegó en mayo pasado un mayor número de fuerzas federales en el estado y ordenó la depuración completa de las instituciones estatales de seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here