Un Congreso cuyas dos cámaras tengan mayoría republicana y un presidente en sus últimos dos años de gobierno no será mejor caldo de cultivo para una reforma migratoria integral, indicaron expertos, por lo que todos los ojos estarán, a partir de hoy, en la acción ejecutiva del presidente Barack Obama.

Activistas proreforma y algunos de sus aliados en el Congreso se preparan para dar el último empuje a Obama. Es por eso que, aún antes que se cerraran los centros de votación ayer martes, ya se estaban preparando campañas, ruedas de prensa y estrategias para que Obama cumpla de una vez por toda con su promesa de un alivio administrativo para indocumentados.

Durante el día de ayer, antes de contados los votos, ya algunos estaban usando cifras de encuestas de votantes latinos para respaldar esta idea. “Nuestra comunidad ha hablado, inmigración es el tema más importante para los votantes y gane quien gane los políticos tienen que atacarlo”, dijo Ben Monterroso, director ejecutivo de mi familia vota.

Una encuesta de 5 mil latinos que votaron por correo en las elecciones de ayer reveló que el 45% dijo que inmigración era el tema más importante y que 67% dijo que era uno de los más importantes.

Un triunfo sólido de los republicanos en el senado federal da al presidente Obama razones suficientes para actuar antes de fin de año e implementar un alivio administrativo para inmigrantes, dijo Ralph Sonenshein, del Instituto Pat Brown de Política Pública.

Si la mayoría en el senado quedara en suspenso con segundas vueltas en Georgia y Louisiana, entonces se baraja la posibilidad de que Obama espere hasta enero para actuar, agregó el analista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here