Un juez federal decidió este martes revertir la sentencia de culpabilidad contra Gilberto Valle, bautizado por los tabloides de la ciudad como “policía caníbal”, acusado de conspirar para secuestrar, cocinar y devorar a más de un centenar de mujeres.

El juez Paul Gardephe determinó que los planes de Valle, que nunca llevó a cabo, equivalían a “fantasías de roles”, y que el sistema de justicia no debía convertirse en una “policía del pensamiento” que castigue a personas por crímenes que no han cometido, según informa Notimex.

Valle, de 29 años de edad y quien ha pasado 21 meses en prisión desde su sentencia original, fue liberado este martes a cambio de depositar una fianza de 100 mil dólares. Los fiscales indicaron que apelarían la decisión.

Gardephe aceptó que las comunicaciones de Valle eran “inquietantemente misóginas” y “sexualmente desviadas”, escritas por una persona obsesionada por infligir dolor, terror y degradación sexual, pero destacó que tal evidencia no era suficiente para hallarlo culpable.

Denunciado por su esposa

El caso fue construido luego de que la propia esposa de Valle, que detectó un extraño comportamiento en su esposo, lo denunciara ante la Agencia Federal de Investigaciones (FBI).

Valle detalló en internet a otros simpatizantes la fantasía del canibalismo, sus planes detallados para comer mujeres, además de que realizó búsquedas sobre recetas con carne humana, formas de atar personas y sustancias para dejar inconsciente a la gente, según la fiscalía.

El juez Gardephe mantuvo sin embargo la sentencia a Valle, un ex policía de la ciudad de Nueva York, por acceder de manera ilegal a una base de datos del gobierno federal con el supuesto objetivo de seleccionar a sus posibles víctimas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here