El papa Francisco destituyó el jueves a la junta directiva de la agencia financiera de la Santa Sede, cuyos miembros eran todos italianos, e instaló un grupo de expertos internacionales.

Después de varias disputas internas entre la junta y el director de la agencia, el Papa anunció que los cuatro miembros nuevos eran de Italia, Suiza, Singapur y Estados Unidos.

La agencia, creada en 2010, tiene como objetivo supervisar y regular las actividades financieras del Vaticano y compartir información con otros países para respetar las leyes internacionales anti lavado de dinero.

La junta de la Autoridad de Información Financiera había dicho anteriormente que se sentía excluida desde que Rene Bruelhart fue nombrado director de las finanzas del Vaticano en 2012, ya que no estaba siendo informada sobre las actividades de la agencia. Las luchas internas hicieron que el presidente Attilio Nicora renunciase a su puesto este año.

Uno de los ex miembros de la junta, Giuseppe Dalla Torre, quien también es presidente del tribunal del Vaticano, podría crear un potencial conflicto de intereses, ya que la agencia envía posibles casos de delitos financieros a los fiscales del tribunal para más investigación.

Según los nuevos estatutos de la agencia, aprobados en noviembre de 2013, se requiere que los miembros de la junta tengan experiencia profesional reconocida en asuntos financieros, legales y económicos y estén libres de conflictos de interés.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here