El padre, Tian Xueming, oriundo de una ciudad pequeña fuera de Chongqing, dijo que se niega a dejar a su amado hijo en una tumba y prefiere mantenerlo cerca en un congelador, así siente que su hijo “nunca se ha ido”, dijo.

De acuerdo con Asia One, el padre dijo: “Cuando mi esposa y yo queremos hablar con él, sólo levantábamos unas sillas, levantamos la tapa y charlamos con él como si nunca se hubiera ido de nosotros“.

El dolor y la obsesión de Xueming por tener el cadáver de su hijo lo ha llevado a crear un generador para casos de cortes de energía, algo que ocurre muy a menudo en la región.

Después de haber perdido a su hija cuando tenía 15 años, su hijo era todo lo que tenían, dijeron.

Sin embargo, su hijo cayó enfermo de leucemia poco después de que entró en la universidad.

“Estábamos devastados. Visitamos muchos médicos pero no había nada más que pudiéramos hacer”, dijo el afectado padre. “Sólo rezaba para no perderlo”.

Sin duda una triste noticia que los cegó a la realidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here