El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció que a partir de ahora la organización reconocerá todos los matrimonios entre personas del mismo sexo de sus empleados, sin importar su nacionalidad.

Hasta ahora, Naciones Unidas sólo definía el estatus marital de sus trabajadores con base en las normas de sus países de origen, según explicó en una conferencia de prensa el portavoz Farhan Haq.

Esto hacía que, por ejemplo, la ONU no considerara como casado a un trabajador que había celebrado una unión homosexual en un país donde ese tipo de enlaces son legales a no ser que también lo fuesen en su estado de origen.

Hoy por hoy, únicamente 17 países (Holanda, Bélgica, España, Canadá, Suráfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina, Dinamarca, Francia, Brasil, Uruguay, Nueva Zelanda, el Reino Unido y Luxemburgo) han legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo.

A ellos se suman, Estados Unidos y México, donde estas uniones son legales en partes del territorio.

Más igualdad

Según explicó Haq, el secretario general tomó la decisión haciendo valer su autoridad como jefe de la administración de la ONU, por lo que ésta no tuvo que ser aprobada por los Estados miembros.

Para Ban, la medida ofrecerá “más igualdad para todos los empleados”, por lo que pide a “todos los miembros de la familia de la ONU que se unan para rechazar la homofobia”, señaló el portavoz.

Aunque no se anunció hasta este lunes, la decisión se hizo efectiva el pasado día 26 de junio, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here