El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunirá con sus homólogos de Honduras, El Salvador y Guatemala la próxima semana para discutir el flujo de menores centroamericanos que ha emigrado a EE.UU. en los últimos nueve meses, según lo informaron funcionarios de su gobierno.

La reunión, que se llevará a cabo el próximo 25 de julio en la Casa Blanca, se anuncia en un momento en que el número de menores sin acompañante que cruza la frontera del sur de Texas ha comenzado a decaer.

Fuentes del gobierno de Obama aseguraron que los agentes de la patrulla fronteriza encontraron a menos de 500 menores en la frontera del sur de Texas, cerca del Río Grande. Sólo en junio, los agentes de inmigración arrestaron a unos 2.000 niños migrantes a la semana.

Obama ha definido la reciente migración masiva de menores como una “crisis humanitaria”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here