El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó la violencia en Venezuela y pidió al Gobierno de Nicolás Maduro “atender los reclamos legítimos” de su pueblo en lugar de desviar la atención expulsando a diplomáticos estadounidenses con “falsas acusaciones”.

En un mensaje a medios al término de la cumbre de América del Norte en la ciudad mexicana de Toluca, Obama exhortó al Gobierno venezolano a liberar a los manifestantes que han sido detenidos en las protestas opositoras y entablar un “diálogo verdadero”.

“En lugar de desviar la atención de sus propias carencias expulsando con falsas acusaciones a diplomáticos estadounidenses, el Gobierno debería concentrarse en sus esfuerzos en atender los reclamos legítimos del pueblo venezolano”, afirmó el mandatario.

Caracas responsabilizó el lunes pasado a Estados Unidos de la violencia en su país y dio un plazo de 48 horas a los diplomáticos estadounidenses Breeann Marie McCusker, Jeffrey Gordon Elsen y Kristofer Lee Clark para salir.

El canciller de Venezuela, Elías Jaua, acusó que “funcionarios de distinto nivel” de EE.UU. promueven a grupos violentos y les apoyo financiero a través de “organizaciones fachada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here