El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este viernes el reforzamiento de la seguridad del estado y la ciudad ante la “creciente tensión internacional”, aunque evitó hablar de amenazas terroristas “específicas”.

El plan, que estará “plenamente operativo a partir de la semana próxima” y “durará varios meses”, incluye un mayor despliegue de la guardia nacional y policías en aeropuertos, estaciones de trenes y lugares públicos muy frecuentados, afirmó el gobernador en conferencia de prensa.
Nueva York fue escenario en 2001 del peor ataque terrorista en suelo estadounidense, que dejó unos 3.000 muertos cuando dos aviones de línea secuestrados por islamistas se estrellaron en las Torres Gemelas del World Trade Center.

“Se sabe que las tensiones internacionales han aumentado y que este estado y esta ciudad están en lo alto de la lista de posibles blancos”, afirmó el gobernador demócrata, en referencia a la volátil situación en Siria e Irak y el surgimiento de la organización yihadista Estado Islámico (ISIS).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here