Dos mujeres con bombas suicidas llevaron a cabo ataques en la ciudad de Kano, situada en el norte de Nigeria.

El 28 de julio, una mujer detonó una bomba mientras esperaba en una fila con otras mujeres que iban a comprar querosén para cocinar, matando a tres de ellas además de a sí misma.

Horas más tarde, otra mujer suicida detonó una bomba en otro distrito comercial de la ciudad de Kano, hiriendo a seis personas.

Se culpó al grupo islamista Boko Haram de la explosión de varias bombas durante la semana pasada en esta misma ciudad, lo que llevó a las autoridades a cancerlar algunas festividades para marcar el fin de la celebración religiosa del Ramadán.

El 27 de julio, un individuo detonó explosivos en una iglesia católica, matando a cinco e hiriendo a ocho personas. ese mismo día, una mujer con una bomba se suicidó intentando atacar a oficiales de policía, y los islamistas de Boko Haram llevaron a cabo un ataque en la frontera de Nigeria con Camerún, que mató a tres personas, y secuestraron a la mujer del vice presidente de Camerún.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here