Hasta medio metro de nieve y un frío brutal han logrado paralizar el noreste del país y ha provocado la suspensión de miles de vuelos, mientras la ola invernar avanza inclemente en esta parte de Estados Unidos.

Tras la tormenta de nieve, que en algunos lugares fue ventisca, las temperaturas han bajado a 16 grados bajo cero, las cuales, ayudadas por el viento, dan una sensación térmica de 20 grados bajo cero.

En Boston, la nieve se acumuló 53 centímetros mientras al oeste de Nueva York, cerca de Rochester, alcanzó los 45 centímetros. En áreas al noroeste de Maryland, a unos 40 kilómetros de Washington, la nieve fue de solo de unos 7 centímetros pero la nieve se ha convertido en hielo porque la temperatura es de menos nueve grados centígrados y una sensación térmica de 16 bajo cero.

Las aerolíneas estadounidenses han cancelado más de 2.300 vuelos en todo el país y las autoridades educativas han dispuesto el cierre de las escuelas en ciudades de Nueva Inglaterra, Nueva York, Maryland y Virginia.

Las autoridades dijeron que el mal tiempo quizá fue un factor en la colisión fatal entre una camioneta tipo pick up y un autobús en el que viajaban clientes de un casino en Indiana. El conductor del autobús perdió la vida y 15 pasajeros resultaron heridos en la colisión ocurrida en una carretera cubierta de nieve en Rolling Prairie.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here