Un informe de la NASA indica que el mes de agosto que terminó fue el más caliente desde que el monitoreo de las temperaturas inició en 1881. El mes de mayo también había sido el más caluroso desde que se miden los récords.

La diferencia entre el agosto reciente y los previos es de apenas centésimas de grados. Muchos expertos ven los datos como una señal de la llegada del fenómeno de El Niño. La NASA indicó que “la tendencia en el largo plazo es el calentamiento”.

Los datos de la NASA son globales y contrastan con el verano experimentado en Estados Unidos en donde las temperaturas estuvieron más frescas de lo usual, especialmente en la costa este.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here