El mexicano Manuel Uribe, catalogado en 2007 en el Libro de los Récords Guinness como el hombre más gordo del mundo con casi 600 kilos, murió hoy a los 48 años debido a complicaciones derivadas de su sobrepeso.

La familia de Manuel confirmó su muerte e indicó que se hallaba internado en el Hospital Universitario de Monterrey, capital del estado de Nuevo León, desde el pasado 2 de mayo. Vivía en el centro del municipio de San Nicolás de los Garza, periferia de Monterrey.

“Las causas preliminares de la muerte son una arritmia cardíaca y una descompensación por pérdida de líquido en las piernas”, detallaron los familiares.

En 2010 perdió entre 230 y 250 kilogramos con ayuda médica y una dieta estricta. Sin embargo, este rápido cambio fue lo que le comenzó a provocar los mayores problemas, ya que la pérdida de líquido en las piernas le causó deshidratación y descompensaciones.

Durante al menos 11 años de su vida, cuando padecía obesidad mórbida, Uribe estuvo prácticamente inmóvil, sin poder levantarse de su cama. “A morir no tengo miedo, a morir sin hacer la lucha sí”, solía decir.
La obesidad es uno de los principales problemas de salud en México. Según cifras oficiales, un 70% de los adultos y un 30% de los niños padecen sobrepeso u obesidad, un índice superior al de Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here