Al menos dos estudiantes murieron hoy y siete resultaron gravemente heridos en un atentado suicida con bomba perpetrado por una mujer en el Centro Universitario de Estudios Islámicos y Legales de la ciudad nigeriana de Kano, informó la Policía.

La terrorista, que también falleció por la explosión, se inmoló sobre las 14:30 hora local (13:30 GMT) mientras los alumnos hacían fila para consultar los resultados de sus exámenes y los listados de admisión, detallaron los medios locales.

La Policía sospecha de la secta radical islámica Boko Haram, que está llevando una intensa campaña de violencia en los estados del norte del país.

El de hoy es el cuarto ataque que sufre en seis días esta ciudad, capital del estado homónimo de Nigeria, y el quinto en poco más de un mes.

El primero, ocurrido el 23 de junio, tuvo como objetivo la Escuela de Sanidad de Kano, otro centro universitario en el que murieron ocho personas por la explosión de una bomba.

Los otros tres tuvieron lugar los pasados días 24, 27 y 28, en una estación de autobuses, en una iglesia y en las proximidades de una gasolinera, respectivamente.

Este último, que provocó la muerte a cuatro personas, también fue cometido por una terrorista suicida.
Kano es uno de los estados más castigados por la violencia de Boko Haram, junto a los de Adamawa, Yobe y Borno, este último convertido en feudo espiritual y operativo de sus fieles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here