Tiene poco más de 15 días y ya viste ropa para bebés de 9 meses. Se llama Carleigh Corbitt y cuando nació, el 15 de mayo, pesaba 13.5 libras (más de 6 kilos) y eso que se adelantó una semana.

“Es como si hubieran sacado a una niña de un año de mi panza. Es muy grande”, le dijo la madre Chrissy Corbitt de Keystone Heights, en Florida a la cadena ABC.

Y el tamaño de Carleigh no fue solo una sorpresa para sus padres. “Cuando el doctor la estaba sacando, empecé a oir cómo se reían en la sala de operaciones”, recuerda la madre.

El doctor Eric Edelenbos, del centro médico Orange Park asegura que en los 14 años que lleva ayudando a mujeres a dar la luz nunca vio algo así.

Tras unos días en la clínica porque la bebé tenía el nivel de azúcar en la sangre bajo, madre e hija ya regresaron a casa, donde la familia ya sólo debe resolver algunos problemas de logística.

“Es como una bebé de seis meses”, explica el padre Larry Corbitt. “Incluso contactamos a Pampers y Huggies para que nos ayuden porque no hemos usado nada de lo que teníamos preparado. Nada le sirve. Los pañales que usa son de la talla 3 y la ropa que llevaba ayer era para un bebé de 9 meses. Es enorme”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here