A menos de una semana de haber llegado a España para su hospitalización, el religioso Miguel Pajares, infectado con el virus del ébola en Liberia, murió este martes pese a los esfuerzos de los médicos para que sobreviviera.

Pajares, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, fue trasladado el pasado jueves de Liberia a España para ser tratado del mortal virus, del que no puedo recuperarse.

El religioso español estuvo internado en el Hospital Carlos III de Madrid.

La Orden Hospitalaria San Juan de Dios agradeció en un comunicado las muestras de afecto de la sociedad española en estos últimos días, y reconoció el trabajo de los profesionales médicos que atendieron a Pajares.

El religioso, de 75 años de edad, llegó el pasado jueves en un avión del ministerio de Defensa de España, que le trasladó junto a la religiosa Juliana Bohi quien no tiene el virus.

Los dos religiosos fueron internados en una planta aislada para ellos en el Hospital Carlos III de Madrid, y desde el fin de semana era tratado con el medicamento experimental ZMapp elaborado en Estados Unidos.

Esta muerte es la primera de un español y un europeo debido al virus de ébola que afecta a países de África occidental como Liberia, Sierra Leona, Guinea Conakry y Nigeria.

La víspera en Liberia murieron George Combey y Chantal Pascaline, compañeros de trabajo del religioso español en el hospital San José en Liberia.

El cuerpo de Pajares será sellado e incinerado, sin que se le practique autopsia, como lo establece el protocolo sanitario ante la enfermedad de ébola.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here