Muere Hugo ChávezLlevó la contraria al refrán que dice ‘a la tercera va la vencida’. Desafió las propias leyes médicas al soportar el tute de la campaña electoral y logró hacer olvidar, en algunos instantes, la preocupación por su estado de salud. Incluso llegó a afirmar que estaba ‘totalmente recuperado’. Pero no era así. Hugo Chávez no ha podido superar las complicaciones que trajó consigo la cuarta operación quirúrgica, realizada el pasado 11 de diciembre en La Habana, y ha perdido la batalla contra el cáncer. El presidente de Venezuela ha fallecido en Caracas, tras una larga convalecencia, primero en Cuba y después en un Hospital Militar venezolano.

El vicepresidente Nicolás Maduro ha comparecido en todas las cadenas estatales para comunicar el fallecimiento de Chávez, que se produjo a las 16.25 hora local. Maduro, con lágrimas en los ojos, ha afirmado que “desplegarán todas las fuerzas bolivarianas para garantizar la seguridad del país”.

Tras 14 años como líder -en un Gobierno absolutamente centrado en su persona- los votantes le mostraron otra vez su confianza el pasado 7 de octubre al reelegirle para un nuevo periodo electoral de seis años, hasta 2019. Afirmó en una ocasión que su sueño era liderar su ‘revolución bolivariana’ hasta 2031. Pero se quedará sin cumplir.

Poco después de volver a ganar los comicios, y tras una campaña electoral en la que se obvió en todo momento la salud del presidente, Chávez se vio obligado a anunciar que necesitaba una nueva operación para lo que viajaría a La Habana. Él siempre había restado importancia a su enfermedad. Hasta ese día, en que su optimismo dio paso a la preocupación. Por primera vez el pueblo fue consciente de la gravedad de su estado de salud después de que el líder revolucionario, con gesto apesadumbrado, pidiera a los suyos que en caso de quedar inhabilitado, apoyara a su vicepresidente Nicolás Maduro en unas nuevas elecciones.

Ni siquiera pudo esperar a ser investido presidente para el mandato de 2013-2019, y el 11 de diciembre se sometía en La Habana a una cuarta operación contra el cáncer. Una intervención compleja que duró seis horas. Una infección respiratoria alejaba cada vez más la posibilidad, barajada por el Gobierno, de que Chávez pudiera asistir a la toma de poder el 11 de enero. Finalmente, y pese a las protestas de la oposición, se decidió que no era necesaria su presencia para asumir la presidencia. Así fue como su Gobierno ‘juró’ el cargo ante la ausencia de su líder.

Tras dos meses de convalecencia en Cuba, el presidente venezolano regresaba a Caracas y era recluido en el Hospital Militar para continuar con el tratamiento. Sin embargo, nunca se recuperó de las infecciones respiratorias que complicaron su salud después de la operación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here