La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, no tiene interés en utilizar su capital político ganado durante su tiempo en la Casa Blanca y dice que no buscará un puesto en el Congreso ni nungun otro, como hizo en su momento Hillary Clinton.

Sobre su próximo proyecto, la Primera Dama fue contundente: “No, no va a ser político. Definitivamente no lo será. Será algo basado en misiones, enfocado al servicio”, dijo a la presentadora Robin Roberts, en una entrevista con la cadena ABC.

La señora Obama goza de una enorme popularidad parecida a la que gozaba Hillary Clinton cuando, luego de salir de la Casa Blanca, fue elegida al puesto de Senadora en el año 2000. Eventualmente llegó a ser Secretaria de Estado y ahora contempla lanzarse por la presidencia del país.

La ocasión fue aprovechada por la Primera Dama para apuntalar a Clinton. “Ya es tiempo que haya una mujer (presidente) y parece que tenemos algunas opciones”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here