El mexicano Ramiro Hernández, condenado por asesinar un hombre y violar en reiteradas ocasiones a la mujer de la víctima, está a punto de ser ejecutado en Texas, Estados Unidos.

La ejecución está prevista para las seis de la tarde (23:00GMT). De llevarse a cabo, Hernández, de 44 años, se convertirá en el sexto reo ejecutado en Texas y el décimosexto de EE.UU. en lo que va de año.

La defensa de Hernández, que lleva 15 años en el corredor de la muerte, había apelado a su discapacidad intelectual, que no se respetaron sus derechos como extranjero y últimamente al cambio de proveedor de fármacos para la inyección letal en Texas.

Un tribunal federal había frenado temporalmente la ejecución exigiendo información sobre el proveedor del fármaco empleado en la inyección letal.

La decisión, no obstante, fue revertida en apelación esta semana por no haber evidencia suficiente de que Texas viola la Constitución.

El gobierno de México, como en otras ocasiones, también ha tratado de frenar la ejecución alegando que Texas no cumple con las obligaciones internacionales respecto a extranjeros apresados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here