Meteorólogos estadounidenses redujeron hoy su pronóstico de huracanes para el Atlántico, Golfo de México y Caribe en lo que resta de la temporada y ahora esperan que se formen de cinco a 10 tormentas y de uno a cuatro huracanes.

En mayo pasado la proyección de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) era de ocho a 13 tormentas y de tres a seis huracanes.

Hasta el momento se han formado Arthur y Bertha, dos tormentas que terminaron en huracanes y que llegaron a principios de julio y agosto en forma respectiva, según publica Notimex.

Gary Bell, meteorólogo principal de la NOAA, dijo que la baja no significa que la temporada haya terminado, al señalar que cuatro huracanes son todavía una buena cantidad y que sólo basta que uno entre a tierra para generar destrucción.

Fuertes vientos de la atmósfera superior y una lenta temporada de monzones frente a África occidental han hecho que se marchite el patrón del fenómeno climatológico de El Niño en el Pacífico y ahora es menos probable que se forme.

Originalmente los meteorólogos proyectaban que se formara El Niño durante la temporada, lo que hubiera atizado la formación de tormentas en el Atlántico.

Desde 1981, una temporada de huracanes promedio ha producido 12 tormentas con nombre, con seis huracanes y tres de ellos de gran tamaño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here