Los estallidos de dos autos bomba en una concurrida terminal de autobuses y en un mercado en la ciudad céntrica de Jos han matado a por lo menos 118 personas, informó el martes la agencia para el manejo de emergencias de Nigeria, según publica The Associated Press.

Nadie se adjudicó de inmediato la responsabilidad de los ataques, pero tienen las características típicas de los perpetrados por Boko Haram, un grupo extremista islámico que lleva a cabo una campaña de ataques con explosivos en la nación más populosa de Africa.

El coordinador de la Agencia Nacional de Manejo de Emergencias, Mohamed Abdulsalam, dijo que los edificios aún están en llamas y que prevén hallar más cadáveres cuando los bomberos los extingan.

Las tensiones entre musulmanes y cristianos han estado recrudeciéndose en Jos, la capital del estado de Plateau, ubicado en la región que divide al país en el norte de mayoría musulmana y el sur cristiano.

El presidente Goodluck Jonathan condenó los ataques y dijo que sigue “plenamente comprometido a ganar la guerra contra el terrorismo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here