La búsqueda del desaparecido avión de Malaysia Airlines se complicó más este martes, después de que la parte del Océano Índico donde se cree se estrelló probó ser demasiado profunda para el pequeño submarino robótico.

Autoridades australianas dijeron que el submarino Bluefin-21 excedió la profundidad a la que puede operar de 4.500 metros y sus dispositivos de seguridad lo hicieron retornar a la superficie tras un breve misión de seis horas.

El ministro de Defensa malasio, Hishammuddin Hussein, dijo posteriormente que las autoridades están en el proceso de extraer y analizar los datos recogidos por el vehículo submarino.

“El vehículo autónomo submarino Bluefin-21 ha sido desplegado y ha realizado una búsqueda y tomado fotografías del suelo del mar y las fotografías están siendo analizadas en este momento”, dijo Hussein.

El centro de coordinación de búsqueda dijo que el vehículo será desplegado nuevamente este martes si las condiciones climáticas mejoran.

El submarino fue enviado al fondo del océano el lunes, casi una semana después de que el equipo localizador de sonido escuchara por última vez señales que se creen provenían de las cajas negras del Boeing 777.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here