El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, responsabilizó hoy de nuevo al expresidente del Gobierno español José María Aznar de la muerte de 1.200.000 iraquíes en 2003 y pidió que sea juzgado por la Corte Penal Internacional (CPI).

Al término de una manifestación en Caracas contra las sanciones de Estados Unidos a funcionarios venezolanos, Maduro anunció que propondrá al Parlamento la creación de un “comité de juristas por los derechos humanos de venezolanos y personalidades mundiales para llevar a juicio por crímenes de guerra” a varios dirigentes, entre ellos el expresidente del Gobierno español.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here