El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, alertó que su país se verá sumido en una “guerra civil” en caso de ser asesinado, tras felicitar a los órganos de inteligencia por la detención de dos presuntos sicarios colombianos dentro de un supuesto complot en su contra.

El mandatario sentenció además que la oposición tiene planes de matarlo y se preguntó si no persigue el mismo fin el presidente estadounidense, Barack Obama.

“La conspiración viene directamente desde Estados Unidos y tenemos nosotros suficientes pruebas”, afirmó, y señaló que Obama debería responder a la pregunta de si no sabe que en territorio estadounidense están conspirando para eliminar físicamente a un líder latinoamericano.

Aseguró que el complot viene del “clan” del cubano anticastrista acusado de terrorismo Luis Posada Carriles, de quien dijo que está “protegido” en territorio estadounidense.

“Si llegaran a asesinar a Nicolás Maduro se iniciaría una guerra civil en Venezuela. Yo voy a seguir en la calle, buscando la vida y la paz del país”, dijo a los periodistas en un acto público celebrado anoche en Caracas, reportaron las agencias de noticias AVN y DPA.

“Presidente Obama: ¿es que usted no sabe que en los Estados Unidos se conspira desde el grupo de Posada Carriles, monitoreado y tutoreado por (los ex altos funcionarios norteamericanos) Otto Reich y Roger Noriega para cometer actos terroristas y un magnicidio en Venezuela?”, se preguntó.

“¿Es que el presidente Obama no lo sabe? Es lo primero, si no lo sabe. ¿Es que es tan débil el presidente Obama que toman decisiones por él en los Estados Unidos de matar a un Jefe de Estado de América Latina sin que él lo sepa? ¿O es que es tan débil que sí sabe y hay instancias del poder de Estados Unidos que han decidido asesinarme y él no los puede detener?¿O es que él decidió eliminarme físicamente?”, agregó Maduro.

El ministro del Interior, Miguel Rodríguez, anunció ayer a la tarde la detención de dos colombianos, de 18 y 21 años, que ingresaron al país con el presunto plan de matar a Maduro.
Dijo que fueron detenidos en un hotel cerca de Caracas y que les fueron incautados dos rifles, uniformes militares y fotografías de Maduro y el líder legislativo Diosdado Cabello.

Rodríguez acusó al expresidente colombiano Álvaro Uribe de estar implicado en la conspiración.
Maduro denunció que “quieren llevarnos al escenario de Siria, Egipto o Libia. Están buscando un todos contra todos, violencia generalizada, caos e intervención de Estados Unidos, disfrazado como cascos azules”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here