Ataques armados en la península de Sinaí hoy temprano costaron la vida a seis personas y heridas a 11, dijeron fuentes oficiales, según las cuales cuatro de las víctimas fatales son soldados y policías.

Los combates se registraron durante una decena de acciones contra puntos de control castrenses y cuarteles policíacos en las ciudades de Rafah y El Arish, refiere un despacho de la agencia noticiosa oficial MENA, el cual cita un parte oficial.

La explosiva península del noreste egipcio, colindante con Israel, Jordania y la franja de Gaza, es escenario desde la segunda mitad del año pasado de frecuentes ataques contra el Ejército y la Policía, adjudicados a extremistas islámicos, los cuales se han intensificado desde el derrocamiento el pasado 3 de julio del presidente Mohamed Morsi.

La víspera, las autoridades militares en la península prohibieron faenar a las naves pesqueras para evitar la infiltración en Egipto de radicales islámicos enviados a sumarse a las entidades de esa tendencia que operan en el territorio.

En un hecho separado, el primer ministro interino egipcio, Hazem el Beblawi, anunció la designación del magistrado Adel Abdel-Hamid como ministro de Justicia, lo que eleva a 35 el número de titulares del gabinete nombrado por el presidente provisional Adli Mansour.

El mandatario asimismo ensambló horas atrás un comité de 10 expertos encargado de reformar la Constitución aprobada en diciembre pasado en referendo, cuya redacción y promulgación fueron algunas de las razones de la crisis que estalló el pasado 3 de julio con la destitución de Morsi por el Mando de las Fuerzas Armadas en medio de tumultuosas protestas populares.

Los opositores del derrocado mandatario, que la refrendó al abrigo de facultades omnímodas, criticaron varios artículos del texto, que calificaron de diseñados para islamizar a la sociedad egipcia sin tener en cuenta sus peculiaridades sociales, políticas y económicas.

Para hoy, los partidarios de Morsi, concentrados en un distrito de esta capital y en otras ciudades, anunciaron la renovación de las protestas populares en demanda de su restitución, después que ayer una persona murió y más de un centenar resultaron heridas en manifestaciones aquí y en localidades del sur egipcio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here