Dos enormes incendios ardían en Los Angeles la mañana del lunes, incluso uno voraz en el centro de la ciudad que obligó a cerrar carreteras y dejó la zona cubierta de cenizas y humo.

El primer incendio se desató en un sitio en construcción a eso de la 01:20 horas y más de 250 bomberos batallaban contra las llamas, dijo Ralph Terrazas, jefe del departamento de bomberos local.

De acuerdo con The Associated Press, las llamas calcinaron los siete pisos de la estructura de madera y dañaron tres pisos de un edificio adyacente.

“El calor fue tan intenso que reventó ventanas en otro edificio”, dijo el jefe de una unidad de bomberos, Joseph Castro.

Tres pisos del edificio adyacente resultaron quemados por las llamas y otros pisos sufrieron daños por agua. El edificio, que alberga departamentos de la municipalidad, cerró por el día.

Pasaron 90 minutos antes de que los bomberos pudieran controlarlas. El edificio iba a ser un complejo residencial.

Partes de la Carretera 101 y de la carretera Interestatal 110 quedaron cerradas debido a temores de que cayeran escombros en las vías.

No se reportaron lesionados.

Poco después de las 04:00 horas otro incendio estalló en otro edificio, a tres kilómetros (dos millas) al oeste. Más de 100 bomberos acudieron al lugar y las llamas quedaron bajo control en menos de dos horas, dijo el comandante de bomberos Mario D. Rueda.

Una persona en un edificio residencial recibió atención médica por leve inhalación de humo, agregó Rueda.

El edificio afectado, en el distrito Westlake, contenía unos 10 negocios y tenía sectores que estaban siendo remodelados para ser usados con fines residenciales.

No hay indicios de que los dos incendios estén vinculados, dijo Terrazas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here