Las primeras medidas de Trump en inmigración: el muro, más centros de detención y recorte de fondos a las ciudades santuario

0
1

El presidente Donald Trump firmó este miércoles dos órdenes ejecutivas sobre inmigración: una de seguridad fronteriza, que incluye la ampliación del muro y de los espacios de detención para inmigrantes indocumentados, y la segunda busca cumplir las leyes migratorias en Estados Unidos y despojar de fondos federales a las ciudades santuario. Lo confirmó este miércoles el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

La orden establece la contratación de 5,000 agentes fronterizos más que deben entrar en funciones “tan pronto como sea viable”. También anuncia la construcción de nuevas instalaciones para detener inmigrantes indocumentados en la zona fronteriza, ya sea por parte de la administración federal o subcontratándolo a otras empresas.

El muro con México

Según Spicer, la primera orden establece la construcción del muro fronterizo con México, pagado por el país vecino. “Es la primera medida de sentido común para asegurar la frontera”, dijo el vocero.

La orden plantea que el objetivo del muro es el de “prevenir la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y personas y los actos de terrorismo”.

“Estamos en medio de una crisis en la frontera sur”, dijo Trump desde el Departamento de Seguridad al referirse a la llegada de decenas de miles de indocumentados. “Una nación sin fronteras no es una nación”, agregó.

Con las medidas, el presidente aseguró que “Estados Unidos vuelve a recuperar sus fronteras (…) va a salvar millones de vidas y millones y milones de dólares”.

Actualmente hay unas 652 millas de separación física (1,049 km) entre Estados Unidos y México, en forma de muro, verja o valla, según datos federales. La mayoría del resto de la frontera es agua, el Río Grande, además de haber otras complicaciones geográficas, históricas y sociales para su construcción.

El documento firmado por Trump prevé pedir al Congreso fondos para la construcción y mantenimiento del muro, tanto para este año fiscal como para el próximo. Según el Migration Policy Institute, podría costar hasta 25,000 millones de dólares.

Más capacidad de detención

El presidente Trump insistió este miércoles, tal como lo hizo en campaña política, en que los criminales serán arrestados y devueltos a sus países de origen. “Vamos a sacar a los malos, a los pandilleros, los vamos a sacar y los vamos a sacar rápido”, aseguró.

Además, anunció la creación de una oficina dentro del Departamento de Seguridad Nacional para investigar los crímenes cometidos por las personas indocumentadas. También decreta la asignación de oficiales para determinar casos de asilo y jueces de inmigración que puedan atender los casos en el propio centro de detención.

Spicer adelantó en un encuentro previo con la prensa algunos detalles de cómo implementarían la medida: “Crearemos más espacios de detención para los inmigrantes ilegales a lo largo de la frontera sur para hacer más sencillo y económicas sus detenciones y el regreso a sus países”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here