El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, suscitó hoy una nueva controversia tras asegurar que la igualdad entre géneros va contra los dictados de la naturaleza y defendió que el papel reservado a la mujer es el de madre.

“No puedes poner a hombres y mujeres en posiciones iguales, eso va en contra de la naturaleza porque su naturaleza es distinta”, declaró el presidente devoto del islam en un foro internacional de Estambul sobre los derechos de las mujeres.

“Algunas veces se habla de igualdad entre hombres y mujeres. ‘Igualdad entre mujeres’ e ‘igualdad entre hombres’ es la forma de expresarlo de forma correcta”, declaró el mandatario turco, de 60 años.

“La igualdad está convirtiendo a la víctima en opresor por la fuerza y viceversa. Lo que las mujeres necesitan es ser equivalentes, más que iguales”, sostuvo Erdogan.

En su intervención ante el foro, el presidente de Turquía hizo referencia a la posición de la mujer en la religión islámica.

“Nuestra religión ha otorgado una posición a las mujeres, la posición de madre”, declaró, para precisar que ser madre es “la posición más alta” que se puede alcanzar.

Además, criticó a las feministas, de las que dijo que son incapaces de comprender y aceptar “la maternidad”.

La abogada y activista por los derechos de las mujeres Hulya Gulbahar dijo que los comentarios de Erdogan contradecían la Constitución turca, las leyes turcas y las convenciones internacionales sobe igualdad de los sexos y que no contribuían a los esfuerzos por frenar los numerosos hechos de violencia contra las mujeres en Turquía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here