Juan Barros, el obispo de Chile al que sus feligreses le piden la renuncia

La pequeña ciudad, ubicada 850 kilómetros al sur de la capital, Santiago, nunca había visto tanta gente protestando afuera de su catedral: más de 650 personas, según estimaciones de Carabineros, la policía local.

Estaban allí para hacerle saber al nuevo obispo, Juan Barros, recientemente nombrado por el propio papa Francisco como máximo guía espiritual de la diócesis, que no lo querían. Ni en la catedral, ni en la diósesis ni en la Iglesia.

Barros ha sido cuestionado por sus vínculos con el sacerdote Fernando Karadima, a quien tanto la justicia civil como la eclesiástica consideraron responsable de abuso sexual de menores durante los 1980s y 1990s.

“Juan Barros estaba parado ahí, mirando, cuando me abusaban a mí. No me lo contaron, me pasó”, le dice a BBC Mundo Juan Carlos Cruz, uno de los denunciantes del “Caso Karadima”.

Protestas
Unas 650 personas protestaron en la catedral de Osorno, según cifras de la policía chilena.

Los denunciantes de Karadima aseguran que, además, como secretario del cardenal Juan Francisco Fresno, Barros recibió las primeras denuncias contra Karadima. “Simplemente las rompía“, asegura Cruz.

Barros, quien ha sido sacerdote por 30 años, y que se desempeñaba como obispo castrense -de las Fuerzas Armadas- antes de su nombramiento en Osorno, niega todas las denuncias.

“Jamás tuve conocimiento de alguna denuncia respecto del sacerdote Karadima siendo Secretario del Cardenal Juan Francisco Fresno, y jamás tuve conocimiento ni imaginé nunca de aquellos graves abusos que este sacerdote cometía con sus víctimas”, aseguró el obispo a través de una carta pública dirigida a la comunidad de Osorno.

“No he aprobado ni participado en esos hechos gravemente deshonestos. Hubo una investigación exhaustiva por instancias competentes civiles y eclesiásticas para discernir las responsabilidades y sanciones”, prosiguió.

Fue el propio papa Francisco quien nombró a Barros. “La decisión la ha tomado el Papa, con información manejada por él”, afirmó Jaime Coiro, vocero de la Conferencia Episcopal de Chile en entrevista con CNN Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here