Decenas de activistas de varias organizaciones opositoras, entre ellos la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, y su esposo, el activista Ángel Moya, fueron detenidos cuando intentaban conmemorar el Día de los Derechos Humanos con protestas pacíficas en Cuba.

Soler y Moya estuvieron detenidos desde la mañana y hasta alrededor de las 6:00pm de la tarde, según informó la opositora Marta Beatriz Roque. A las 10 de la mañana, Moya publicó en Twitter su último mensaje del día, en el que informaba que se disponían a salir de su casa pese a los operativos de vigilancia: “Ya vamos a salir, la casa no es calabozo”, escribió.

El Nuevo Herald intentó comunicarse con los teléfonos de Soler y Moya pero aparecen desconectados.

Asimismo, la agencia de prensa AFP reportó que al menos 32 disidentes habían sido detenidos, pero los números son difíciles de confirmar, dijo Elizardo Sánchez, el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), quien se refirió a “decenas de detenciones”.

La agencia de noticias Reuters relató la escena en la que miembros de las Damas de Blanco y otros activistas gritaban “¡Libertad!” y “¡Vivan los derechos humanos!” mientras eran detenidos por policías y miembros del Ministerio del Interior (MININT) —vestidos con ropas de civiles— a las afueras de la heladería Coppelia, en la céntrica Rampa habanera.

Las Damas de Blanco es una agrupación fundada por mujeres familiares de los 75 disidentes detenidos en marzo del 2003, en la llamada “Primavera Negra”, para abogar por su liberación. El grupo recibió el premio Sajarov “Por la libertad de conciencia” que entrega el parlamento europeo y fue reconocido recientemente por el presidente Barack Obama.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here