Amidror, general en la reserva, se reunió con los 27 embajadores de los países de la Unión Europea (UE) para exponer de forma clara la posición de su Gobierno sobre la transferencia de avanzados misiles a Siria y al grupo libanés chií Hizbulá. Dichas fuentes confirman que el máximo asesor de seguridad del primer ministro, Benjamin Netanyahu, alertó sobre el “avanzado” proyecto nuclear iraní y mostró “su honda preocupación” ante el anuncio del suministro de los sofisticados misiles antiaéreos rusos S-300 al régimen de Bashar Asad.

“Amidror nos habló de la línea roja de Israel. Su doctrina es evitar el traslado de armas desde Siria e Irán a Hizbulá. Sobre los misiles S-300 fue muy claro y aseguró que Israel evitará en lo posible que estas armas se conviertan en operativas en Siria”, afirman dichas fuentes a ELMUNDO.es, resaltando el carácter de urgencia del mensaje israelí. También se interpreta como un aviso desesperado para que la diplomacia actúe lo más rápido posible en este delicado asunto.

Según Amidror, los misiles rusos llegarán tarde o temprano a Siria en una transferencia que, en su opinión, no tiene que ver con Israel, sino con la rivalidad entre Rusia y Estados Unidos sobre la resolución de la crisis siria. Moscú ve en Bashar Asad uno de sus principales aliados en la zona.

Pero la advertencia de Amidror no significa un inminente ataque aéreo israelí contra el ‘escudo antimisiles’ ruso en manos de Asad. Una vez que el sistema antiaéreo, uno de los más avanzados del mundo, llegue a Siria, los militares sirios necesitarían un plazo de instrucción de cuatro a siete meses para poder usarlos.

A diferencia de Rusia, Israel no considera estos misiles un arma meramente defensiva. Según advirtió esta semana un ministro israelí a un interlocutor europeo, “si Siria tiene en su poder estos misiles de un alcance de 200 kilómetros y los convierte en operativos, es una gran amenaza para Israel. Nuestro espacio aéreo se convertiría en un blanco de los sirios y, como otras armas en Siria, pueden acabar en manos de su aliado Hizbulá”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here