La aviación israelí bombardeó hoy por segunda ocasión el hospital Al-Wafa de la ciudad de Gaza, usado según Israel por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) como centro de comando para lanzar ataques en su contra.

En el decimosexto día de la operación “Marco Protector”, y en medio de llamados internacionales para un alto al fuego, el Ejército israelí informó haber dirigido sus bombardeos contra dicho hospital luego que en “varias ocasiones se abrió fuego desde el lugar”.

En un comunicado, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) señalaron que, pese a las repetidas advertencias contra Hamás de evitar tales actividades, los terrenos del hospital han sido utilizados para lanzar ataques contra las tropas israelíes.

“Los terroristas de Hamás han estado abusando intencionalmente del hospital y otros símbolos protegidos internacionales para atacar indiscriminadamente a Israel y a su población civil”, afirmó el portavoz de las FDI, Peter Lerner.

El lunes pasado la aviación israelí atacó el piso tres del hospital, con saldo de cuatro muertos y 60 heridos, la mayoría de las víctimas integrantes del personal médico que atiende a heridos de la ofensiva militar.

La alta comisionada de Naciones Unidas para Derechos Humanos, Navi Pillay, pidió una investigación ante los presuntos crímenes de guerra cometidos por Israel en su ofensiva contra la Franja de Gaza, ya que sus blanco han sido miles de hogares, 50 mezquitas y varios hospitales.

De acuerdo con el más reciente reporte del Ministerio de Salud de Palestina, desde el inicio de la ofensiva el 8 de julio, un total de 682 palestinos han muerto, entre ellos 161 niños y 66 mujeres, cuatro mil 30 han resultado heridos y más de 135 mil han sido desplazados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here