Un incendio registrado a las 8:30 horas locales, en el metro de Moscú dejó 61 heridos, 17 de ellos hospitalizados, evacuando a alrrededor de cuatro mil 500 personas.

El ministerio ruso de Situaciones de Emergencia informó que el servicio en la línea Serpukhovsko-Timiryazevskaya, la más antigua del metro de Moscú, opera con normalidad, luego de las dos interrupciones obligadas de este miércoles, según reporte de la agencia informativa Itar-tass. Aparentemente un cable de alta tensión se incendió entre las estaciones de Ojotni Riad y Biblioteka Imeni Lenina (Biblioteca Lenin), en el centro Moscú, cerca del Kremlin.

El incendio se registró después de las 08:30 horas locales, en plena hora pico, y fue controlados 30 minutos después, gracias a la oportuna intervención de los servicios de emergencia y la cooperación de los pasajeros, que evacuaron en minutos el metro.
El Ministerio de Salud confirmó que 61 personas resultaron heridas a causa del incendio y que 17 de ellas requirieron ser hospitalizadas, entre ellas un niño de seis años y una adolescente de 15 años, que sufrió una fuerte crisis.

De acuerdo con las primeras investigaciones, el incendio fue causado por un cortocircuito en los cables de alta tensión dentro del metro, el principal medio de transporte de la capital rusa y uno de los más eficientes a nivel mundial. El fuego provocó la paralización por poco más de cuatro horas de la línea Serpukhovsko-Timiryazevskaya, aunque minutos después el servicio fue suspendido de nuevo, debido a la presencia de humo, que alertó sobre un segundo incendio.

“La circulación de trenes se detuvo de nuevo luego de que reapareciera el humo en el túnel entre las estaciones del metro Okhotny Ryad y Bilioteka Imeni Lenina”, dijo el vocero de la oficina local del Ministerio, Viktor Biryukovin, citado por la agencia de noticias rusa. El humo fue provocado por un corto circuito de un cable de alto voltaje, explicó y agregó que en esta ocasión, no hubo fuego. “El servicio sólo se interrumpió unos minutos para permitir que el cable, al que le salían chispas fuera desconectado”, agregó el funcionario.

La paralización del metro causó numerosos problemas en la red de transporte, ya que se tuvieron que enviar autobuses para cubrir el recorrido, y cientos de personas tuvieron que caminar varios kilómetros para llegar a sus lugares de trabajo. El metros de Moscú, inaugurado en 1935 por el entonces líder soviético José Stalin, es considerado una joya arquitectónicas por su decoración con columnas de mármol, candelabros y mosaicos inspirados en los palacios de los zares, y es uno de los de mayor flujo, con más de siete millones de pasajeros diarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here