Las autoridades mexicanas pusieron en marcha un operativo para evitar que migrantes indocumentados suban al tren de carga conocido como “La Bestia” e intenten llegar a EE.UU. a bordo de él, informaron el viernes activistas de la zona fronteriza entre México y Guatemala.

Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Policía Federal en el estado de Chiapas, al sureste de México, comenzaron la operación de redadas en estaciones de autobuses y trenes de Tapachula y Arriaga.

Unas 150 personas fueron detenidas por los agentes, quienes desde el miércoles llevan investigando también qué hoteles y restaurantes de la zona son frecuentados por los inmigrantes.

Entre los detenidos se encuentran varios menores de edad.

Al advertir la presencia de las autoridades, numerosos inmigrantes se están refugiando en las malezas de los alrededores de las estaciones de autobuses y de trenes para evitar ser detenidos.

“Los están agarrando por todos lados”, dijo el activista Carlos Bartolo Solís, quien es responsable del albergue para inmigrantes “El Señor de la Misericordia”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here