En abril de 2016, Ricardo Salas Martínez, de 24 años, personificó a Jesús de Nazaret durante la representación del tradicional Viacrucis en el municipio de Asientos, en el Estado de Aguascalientes, la mayor celebración católica para sus habitantes.

El abuso se registró cuatro meses después de la representación católica, según denunció ante las autoridades la madre de la menor.

La mujer relató a las autoridades que el abuso se registró el 30 de agosto de 2016 cuando salió a tomar unas clases de manualidades, dejando al bebé al cuidado de su padre.

Al regresar, señaló que la pequeña no dejaba de llorar. Al quitarle el pañal se dio cuenta que tenía restos de sangre. Cuando preguntó a Salas Martínez qué había pasado, sólo explicó que se había caído.

“En determinado momento (la mujer) salió del domicilio con la intención de tomar un curso de manualidades, dejando al sentenciado a cargo de la menor, momento que aprovechó para ultrajar sexualmente a la pequeña“, destacó la Fiscalía de Aguascalientes.

No conforme con la explicación, llevó a la menor al hospital donde los doctores la revisaron y le confirmaron que había sido abusada sexualmente y presentaba daños severos.

El hombre también fue condenado a pagar una indemnización.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here