Según publica el diario Clarín, la relación con la hija de Chávez les permitió vender miles de toneladas de arroz a Venezuela pero con elevados sobreprecios, obteniendo al parecer ganancias ilícitas que superan los 20 millones de dólares.

Bioart SA, la empresa que tiene vínculos con el ministro argentino Julio De Vido, no sólo exportó arroz a Venezuela con elevados sobreprecios. Este año también lleva vendidas más de 40 mil toneladas de maíz hacia el país caribeño. Esos negocios se pactaron a valores que son casi 80% superiores a los del mercado.

El nuevo escándalo confirma, según algunos venezolanos, la frenética corrupción que hay en Venezuela y que salpica una vez más a la familia Chávez.

En los últimos días, el régimen de Maduro ha sido cuestionado por sus propios dirigentes por el desvío de recursos y la desaparición de millones de dólares de Cadivi. Sin embargo, el mandatario venezolano prefirió no tocar el tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here