El huracán Iselle de categoría 1 podría tocar tierra en el archipiélago este jueves, en lo que podría ser el primer fenómeno de este tipo en llegar a la región en los últimos 20 años, aunque se prevé su debilitamiento en las próximas 48 horas.

También se espera que el domingo el huracán Julio de categoría 1, formado en el pacífico toque el archipiélago.

El gobernador estatal, Neil Abercrombie, firmó el miércoles una proclamación de emergencia y animó a los isleños a planear cómo hacer frente a la posible llegada de los dos huracanes.

Según el Centro Nacional de Huracanes, Iselle se dirige a Hawai a unos 90 millas por hora en dirección oeste, y aunque hay indicios de que puede debilitarse, aún no se descarta que alcance el archipiélago.

Iselle fue un huracán de categoría 4 apenas el lunes, con vientos máximos de 140 mp/h, pero fue degradado a categoría 1 en la mañana del miércoles.

Julio pasó de ser considerado tormenta tropical a huracán tras superar unos vientos de 74 mp/h, lo suficientemente fuertes como para que subiera de categoría.

Ese segundo frente tiene una proyección norte, y si bien podría desviarse, los meteorólogos no descartan que llegue en forma de tormenta a Hawai el domingo por la noche.

Según las predicciones, las consecuencias del paso de ambos frentes no tienen por qué causar grandes peligros, pero sí provocarán algunas daños materiales.

Medios locales indican que los hawaianos acudieron en masa a las tiendas para abastecerse de agua embotellada y otros suministros.

“Vamos a tener cortes probablemente de energía, y tal vez algunas inundaciones también, por la intensa lluvia”, dijo Ari Sarsalari, meteorólogo de The Weather Channel.

Por otra parte, Hawai celebra sus elecciones primarias el próximo sábado de cara a los comicios legislativos de noviembre, por lo que algunos isleños están votando por adelantado.

Hawai no ha experimentado la llegada de ningún huracán o tormenta tropical desde 1992.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here