Dieciocho personas fueron ejecutadas en Gaza por sospechas de ser espías de Israel en medio de cánticos de “ahorquemos a los colaboradores”.

Siete de los sospechosos fueron puestos en línea detrás de una mezquita y ejecutados frente a cientos de personas, mientras los otro 11 –incluyendo a dos mujeres—fueron ajusticiados en el cuartel de la policía de Gaza.

La matanza es en respuesta a los bombardeos mortales de Israel a las casas de los líderes de Hamas.

El jueves tres altos jefes de la milicia murieron al ser destruidas sus casas. Otro bombardeo al principio de la semana destruyó la casa de Mohammed Deif, el jefe del ala militar de Hamas, matando a su mujer y a dos de sus hijos.

Hamas informó que no divulgará los nombres de los ejecutados por respeto a la reputación de sus familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here