Hallados un centenar de cadáveres con tiros en la cabeza en un barrio de AlepoMiembros del Ejército Libre de Siria (ELS) y activistas de la oposición al régimen han hallado 108 cadáveres amontonados en la orilla del río Quweiq, en Bustan al Qaser, barrio situado en el suroeste de Alepo, provincia del norte de Siria. Los cuerpos, según la información facilitada por los rebeldes y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), ONG con sede en Londres, presentan impactos de bala en la cabeza y las manos atadas a la espalda, signos de que podrían haber sido víctimas de una ejecución sumaria.

“Esta mañana, sobre las ocho varios vecinos han acudido al cuartel que tenemos en Bustan Al Qaser para informar que había varios cuerpos flotando en el río; cuando hemos comenzado a sacarlos nos hemos encontrado con más de medio centenar”, afirma el militar rebelde de alto rango Abu Sada.

Los cuerpos, cubiertos de barro y lodo, se van amontonando en la orilla del riachuelo a su paso por el distrito de Al Sendian, en la ciudad de Alepo. Todos presentan un solo orificio de entrada. En la nuca. “Han sido ejecutados en la zona del régimen y lanzados al río; es posible que lleven varios días muertos porque la corriente no es muy fuerte y han tardado en llegar hasta aquí”, sentencia Abu Anas, un soldado rebelde. Los han ido apilando en diferentes grupos a medida en que los iban encontrado.

“No es la primera vez que el régimen ejecuta a civiles y deja sus cuerpos en mitad de un vertedero o en la calle para que nosotros los recojamos; pero desde luego es la primera vez que hemos recogido tantos cadáveres al mismo tiempo”, apunta el insurgente.

Niños, ancianos, adultos, adolescentes, pero entre los 68 cuerpos; ni un solo uniforme militar. Ni una guerrera. “Son todos civiles”, apunta otro soldado. “Cuando los civiles cruzan los puestos de control que separa la zona bajo su control del nuestro, los shabiha [matones del régimen] les detienen por el mero hecho de vivir en esta parte de la ciudad”, comenta Mohammad, otro rebelde. “Los que tienen suerte, son torturados, los que no… acaban con un tiro en la nuca y en medio de un basurero para que se lo coman los perros”, sentencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here