guatemala

El gobierno guatemalteco declaró a partir del jueves un estado de emergencia por 30 días en siete departamentos del país que fueron afectados por el sismo del lunes.

La Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres en su más reciente informe del miércoles estimó en 53 mil 338 personas afectadas directa e indirectamente por el sismo de 6.4 que tuvo epicentro en México.

El reporte indicó que el sismo dejó un bebé muerto, 137 personas heridas, cuatro mil 658 viviendas con daños y 803 personas albergadas. Además daños en 16 iglesias católicas y 31 edificios públicos.

De acuerdo con The Associated Press, los departamentos del occidente del país que incluye la declaratoria de emergencia son Huehuetenango, Quetzaltenango, Suchitepéquez, Sololá, Totonicapán, Retalhuleu y San Marcos, este último el más afectado donde incluso murió el bebé.

El decreto del Ejecutivo, publicado el jueves en el diario oficial, establece la suspensión de algunos derechos constitucionales como la libertad de acción y la libertad de tránsito.

Pero también permite la posibilidad de utilizar dinero público sin todos los controles ordinarios, que deberán usarse para la reconstrucción.

Según el acuerdo su objetivo es “mitigar y reestablecer la infraestructura de servicios esenciales y evitar mayores consecuencias”.