Mijaíl Gorbachov pidió no ser “presuntuosos” y reconoció que al igual que él en su momento, el presidente ruso Vladimir Putin posee una excesiva seguridad en sí mismo que lo hace “creer que es Dios, o en cualquier caso el segundo de Dios”.

El último dirigente de la Unión Soviética hizo las declaraciones durante la presentación de su nuevo libro “Después del Kremlin” en la librería Moskvá.

“Veo en el comportamiento de Putin errores que yo cometí durante la Perestroika. No sean nunca presuntuosos. La presunción me perdió”, confesó quien estuvo al frente de la URSS desde 1985 hasta su desaparición a finales de 1991.

Al mismo tiempo Gorbachov criticó el gobierno autoritario que ha implementado Putin y lo instó a actuar más como un presidente democrático o un primer ministro escuchando las opiniones de los demás.

Gorbachov, de 83 años, está a favor de la anexión rusa de Crimea y critica la política occidental en Ucrania.

También ha advertido del riesgo de una nueva Guerra Fría debido a las continuas disputas y diferencias entre Rusia y Occidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here