Las operaciones militares en Irak contra el Estado Islámico (EI) cobraron hoy un nuevo impulso, tras la conferencia de París para coordinar la lucha antiyihadista y del primer bombardeo estadounidense cerca de Bagdad.

Gracias a la reanudación del apoyo aéreo estadounidense a las fuerzas kurdas, los también conocidos como “peshmergas” arrebataron hoy el control de cinco poblaciones en el norte del país a los yihadistas del Estado Islámico.

Se trata de cinco localidades ubicadas en la zona de Al Jazer, a 22 kilómetros al noreste de la ciudad septentrional de Mosul, capital de provincia septentrional de Nínive y la segunda ciudad más importante del país.

Durante esos combates, perdieron la vida 14 yihadistas y cuatro integrantes de las fuerzas kurdas, además, resultaron heridos otros cuatro “peshmergas”.

El apoyo estadounidense se tradujo en forma de bombardeos intermitentes contra los yihadistas y sus vehículos en las zonas del este de la provincia de Nínive, Bartala y Bashiqa.

En tanto, las tropas kurdas recuperaron otras tres aldeas dependientes de la población de Qara Teba, en la provincia oriental de Diyala que estaban en manos del EI.

En esos enfrentamientos perdieron la vida tres extremistas y sufrieron heridas otros cuatro soldados kurdos.

Estos últimos choques se produjeron pocas horas después de que la aviación estadounidense lanzó su primer bombardeo cerca de Bagdad, tras la conferencia internacional celebrada ayer en París y en la que una treintena de estados se comprometieron a apoyar a Irak en la lucha contra el EI, incluso con medios militares.

Las fuente iraquíes consultadas por Efe confirmaron que ese ataque contra posiciones del EI se produjo en las proximidades de la zona de Yorf al Sajr, al suroeste de Badgad, en la provincia de Babel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here