El ministro de Defensa de Egipto, Abdel-Fatah El-Sisi, anunció la deposición de Mohamed Morsi como presidente y dijo que el jefe del Tribunal Supremo asumirá un mandato interino antes de convocar nuevas elecciones.

El Ejército de Egipto también anunció la suspensión de la Constitución como parte de una hoja de ruta para poner fin a la crisis política.

En esa hoja de ruta se incluyen además los siguientes puntos: el establecimiento de un código ético para la prensa, un proceso democrático donde participen todos los egipcios y la creación de una comisión de reconciliación.

Fuegos artificiales y gritos de celebración se escucharon en la Plaza Tahrir después del anuncio.

En otra plaza, en el extremo oriente de El Cairo, permanecen reunidos seguidores de Mohamed Morsi. Algunos agitaban los brazos y ondeaban banderas de Egipto.

El-Sisi dio que las fuerzas armadas actuaron bajo la “obligación patriótica” tras vencerse el plazo de 48 horas dado a Morsi para llegar a un acuerdo con sus opositores o dimitir.

“Tenemos la responsabilidad histórica las fuerzas armadas, las fuerzas policiales (…) de salvaguardar la seguridad del pueblo egipcio”, dijo.

Horas antes del anuncio del Ejército y tras vencer el ultimátum impuesto por el Ejército, Morsi convocó a entablar el “diálogo” y una “reconciliación nacional integral”.

“Esta llamada debería cumplir con las demandas del público y absorberá a todas las fuerzas nacionales y políticas, y eliminará la crisis políticas que Egipto atestigua hoy”, señaló Morsi en un comunicado publicado en su sitio de Facebook.

Morsi propuso una nueva hoja de ruta que incluya la formación de un gobierno de coalición “basado en el compañerismo para lograr la próxima cita hasta que las elecciones parlamentarias tengan lugar en los próximos meses”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here