Un cartel del grupo activista Greenpeace escrito en las Líneas de Nasca en Perú causó la “indignación” del gobierno peruano, que aseguró que la intervención dañó gravemente el entorno.

El mensaje “Tiempo de cambio: el futuro es renovable” fue puesto la madrugada del lunes debajo del geoglifo del colibrí por una decena de activistas del grupo.

“Esta zona, declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad, es un área donde está estrictamente prohibido cualquier tipo de intervención, dada la fragilidad que rodea las figuras”, aseguró el gobierno de Perú en un comunicado del Ministerio de Cultura.

Greenpeace realizó la acción en el marco de la Conferencia de Cambio Climático de la ONU (COP20), que se realiza esta semana en Lima.

En su página de Facebook la organización aseguró que no se dañó la zona monumental. “Todo el mundo fue muy cuidadoso y no se hizo ningún daño en absoluto”, publicó.

Sin embargo, el Ministerio de la Cultura aseguró que la intervención del grupo ambientalista fue “ilegal, inconsulta y premeditada” y que produjo “una grave afectación del área”.

El Ministerio de Cultura denunció el hecho ante la Fiscalía de Nasca y solicitó impedir la salida del país de los responsables.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here