Al menos 15 personas murieron y unas 200 resultaron heridas el 24 de julio cuando bombas explotaron en una escuela dirigida por la ONU que refugiaba palestinos en el norte de Gaza, dijo el portavoz del ministerio de Salud, Ashraf al-Qidra.

Si bien en un principio numerosos reportes responsabilizaron del ataque al Ejército israelí, un portavoz castrense señaló que no estaba seguro que Israel era responsable del ataque.

“Si hemos cometido un error, vamos a decirlo”, dijo el brigadier general Michael Edelstein, comandante de la división de Gaza, agregando que Israel no estaba actuando intencionalmente en contra de cualquier infraestructura de las Naciones Unidas en Gaza.

El director de un hospital local dijo que varios centros médicos alrededor de la escuela Beit Hanoun estaban recibiendo los heridos. El portavoz del ministerio informó que hasta unas 200 personas resultaron heridas.

La ONU informó en Nueva York el 23 de julio que al menos 72 escuelas, hospitales y oficinas de Naciones Unidas han resultado dañados en los últimos enfrentamientos.

El secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-Moon dijo que estaba impactado por el ataque a la escuela.

“Las circunstancias aún no son claras. Condeno firmemente este acto”, dijo Ban en un comunicado. “Hay varios muertos, entre ellos mujeres, niños y empleados de la ONU”.

Israel informó que sus tropas combatían en el área con militantes de Hamas y que investigaba el incidente en la escuela.

Chris Gunness, portavoz de la principal agencia de ONU en Gaza, UNRWA, confirmó el ataque y criticó a Israel.

“Las coordenadas precisas del refugio de la UNWRA en Beit Hanoun fueron formalmente entregadas al Ejército israelí (…) Durante el día, UNWRA intentó coordinar con el Ejército israelí una ventana para que los civiles abandonaran el lugar y nunca fue otorgada”, dijo Gunness en su cuenta de Twitter.

Con el ataque a la escuela, la cifra de muertos en Gaza alcanzó el jueves las 747 personas. Ataques de Israel antes del amanecer causaron 35 fallecidos, entre ellos un bebé de 18 meses y seis miembros de la misma familia, dijeron funcionarios palestinos.

Una agencia de ayuda humanitaria de la ONU dijo que tres de sus maestros murieron en Gaza en ataques aéreos israelíes.

Ban se declaró “consternado” por este ataque, “cuyas circunstancias aún no están claras”.

La vocera del Departamento de Estado de EE.UU., Marie Harf, dijo que “estamos profundamente entristecidos y preocupados por el trágico incidente en la escuela de la UNRWA y al creciente número de víctimas civiles en Gaza”.

El Departamento de Estado señaló que el ataque solo aumenta la importancia de lograr un cese al fuego con urgencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here