Los presidentes de México y Colombia, Enrique Peña Nieto y Juan Manuel Santos, presidirán un acto de despedida al genio colombiano de la literatura, Gabriel García Márquez, fallecido la semana pasada.

El homenaje se realizará en el Palacio de Bellas Artes de México, donde usualmente se despiden a las grandes luminarias mexicanas, como fue el caso con Mario Moreno “Cantiflas” y la actriz María Félix.

Hasta ahora, la casa del autor de “Cien años de soledad” en la capital mexicana, había sido el lugar donde la familia recibió visitas y condolencias.

En cambio, la despedida en Bellas Artes es abierta al público, y habrá un espacio especial para llevar flores amarillas, que le servían de amuleto al escritor, y música clásica y vallenatos al gusto del Gabo.

La viuda de García Márquez, Mercedes Barcha, sus hijos, nietos, uno de sus 10 hermanos menores y demás familiares acompañarán las cenizas del novelista desde su casa del sur de Ciudad de México hasta el céntrico Bellas Artes.

La familia de García Márquez aún no ha dicho qué hará con las cenizas, aunque el embajador de Colombia en México, José Gabriel Ortiz, dijo que la intención parece ser que se dividan entre los dos países.

Colombia hará otro homenaje en la Catedral Primada de Bogotá el martes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here