Exoneran a adolescente que mató a su violador

En un comunicado de prensa, la dependencia investigadora explicó que se logró acreditar la legítima defensa, por lo que la menor quedó libre de toda culpa y la investigación cerrada

0
4

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina exoneró a Itzel, menor de 15 años de edad que fue violada y en defensa propia acuchilló a su agresor mientras cometía el ilícito.

En un comunicado de prensa, la dependencia investigadora explicó que se logró acreditar la legítima defensa, por lo que la menor quedó libre de toda culpa y la investigación cerrada.

EL UNIVERSAL dio a conocer que Itzel fue agredida sexualmente el pasado 1 de junio en calles de la colonia Atlántida, delegación Coyoacán. En el enfrentamiento logró herir a su violador, quien fue encontrado por las autoridades cuando estaba herido y dos días después murió.

En este caso, la PGJ detalló que la menor no tiene responsabilidad sobre la muerte del imputado, toda vez que, bajo un mecanismo de defensa, logró librarse de su agresor, quien la sometió con un arma punzocortante.

De acuerdo con la carpeta de investigación, la menor de edad se dirigía a su vivienda cuando fue interceptada por el hombre, quien la amagó con un cuchillo y con amenazas la obligó a dirigirse al lugar donde la violó.

Tras recibir apoyo de un ciudadano, elementos policiales acudieron al auxilio de la joven y buscaron al sospechoso, lo detuvieron calles más adelante y lo trasladaron a un hospital donde posteriormente falleció.

Derivado de las diligencias integradas en la carpeta de investigación se determinó que la víctima queda libre de toda responsabilidad, debido a que actuó en legítima defensa, en virtud de que su integridad física y su vida estuvieron en riesgo. Por lo anterior, la representación social elaboró la propuesta de no ejercicio de la acción penal respecto al actuar de la menor.

La dependencia también aseguró que, a través de la Subprocuraduría de Atención Víctimas del Delito, otorgará atención integral y multidisciplinaria a la víctima, a través de trabajo social, apoyo jurídico y proceso psicoterapéutico.

“Me investigaban por homicidio cuando la víctima soy yo”

El pasado jueves 1 de junio empezó la pesadilla para Itzel, una niña de 15 años que de camino de la escuela a su casa fue interceptada por un sujeto de 30 años de edad, que la amago con un cuchillo, la arrastró hasta un bajo puente en las inmediaciones del metro Tasqueña y la violó en repetidas ocasiones; a pesar de que la menor pidió auxilio a gritos nadie le ayudó, transeúntes y conductores sólo miraban como era ultrajada.

En su desesperación por alejar a su violador, Itzel forcejeo; en un descuido lo aventó y, sin querer, le enterró en cuchillo en el pecho. “Me acabas de picar perra”, le dijo el agresor, quien fue identificado como Miguel Ángel Pérez Alvarado, según consta en la carpeta de investigación.

Mientras el agresor escapaba, la menor terminó de vestirse. Un minuto después, llegó una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública con el agresor en la parte trasera, le pidieron que lo identificara como su violador; ella afirmó, y ambos fueron trasladados al Ministerio Público para deslindar responsabilidades.

Dos días después, a Itzel le notificaron que su violador había muerto en un hospital y, por increíble que parezca, se inició una averiguación en su contra.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad (PGJCDMX) le imputó homicidio dolosos del propio violador; por eso, la menor vivió encerrada en su casa todos estos días con el miedo de que pueda ser detenida.

Incluso, asegura que afuera de su domicilio tenía a dos oficiales esperando a que saliera. Por si fuera poco, la familia de Itzel habría recibido amenazas intimidatorias de parte de los amigos y seres queridos del violador, diciéndole que pagará por lo que hizo.

Al final, y más de 20 días después, las autoridades determinaron que ella no era culpable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here