“Tenemos informaciones, aunque hay que llegar a tener documentación, de quienes dieron una información reservadamente a Estados Unidos en aquellos tiempos y ahora todavía”, sostuvo en un discurso en el Ministerio de Exteriores.

“Estoy convencido, compañero David, eso no es gratis. Para quien saca información que tiene la Cancillería, eso cuesta plata. ¿Cómo podemos vender la documentación de nuestra Cancillería si aquí venimos con el compromiso de trabajar por Bolivia?”, manifestó.

Morales ratificó su respeto y admiración por Choquehuanca, aimara como él, pero insistió en criticar a algunos funcionarios de su Ministerio porque, a su juicio, tienen “un comportamiento señorial” y aún no se “descolonizaron” para acompañar su “revolución cultural”.

En el mismo discurso, Morales expresó su queja por un incidente con su pasaporte caducado, que fue perforado por los empleados de la Cancillería “hasta dejarlo como un colador”. Se trata, supuestamente, de una “intimidación” de los “infiltrados”, destaca medios internacionales.

El mandatario es un crítico permanente del gobierno de los Estados Unidos, país con el que Bolivia no tiene relaciones bilaterales a nivel de embajadores desde 2008. Esta no es la primera vez que Morales realiza acusaciones sin pruebas contra los EEUU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here